23 ene. 2009

Leopoldo Abadía de visita en Oracle

Hoy he tenido el gran honor de conocer en persona a Leopoldo Abadía, autor de "La crisis ninja y otros misterios de la economía actual".

A parte de un libro dedicado, tambien he podido sacar unas fotos que quiero compartir con todos ustedes.



Leopoldo con el director general de Oracle a la izquierda.





Yo con Leopoldo dedicandome el libro (Gracias a Borja Colina por las fotos)


19 ene. 2009

Momento de tensión

16 ene. 2009

El piloto a bordo...


Cómo no... Al día siguiente de mi artículo, la respuesta nos viene de los Estados Unidos.
Si que hay un piloto abordo. La noticía y el Heroe Amerícano.

Mera graciosa coincidencía para alguien que viaja a menudo, no?

15 ene. 2009

¿Hay un piloto a bordo?

Empezaré este artículo, deseándoles un feliz año nuevo, disculpándome porque últimamente les he tenido a dieta, sin artículos.

Después me pondré critico diciendo que ZP retrasa la solicitud de presentarse delante el congreso para evitar hablar de las cifras del paro de enero. Esto me hace preguntar si el piloto a bordo nos va llevar a buen destino o si en vez de ir todos a España, aterrizáremos en Timbuktu (Malí), o en la isla perdida de Lost.

Haciendo un símil, es como si el director de proyecto, sabiendo que el proyecto se retrasará 3 semanas evita enfrentarse al comité de seguimiento para evitar ser bofeteado. En él próximo proyecto en el que participe lo intentare a ver que piensa mi cliente.

En fin, dejémoslos de sufrir por la política que salvo darnos una ulcera no nos aportará mucho.

Tengo tantos temas que abordar: los 28 M$ para la seguridad de Obama en 4 días, la OPEP y su drástica disminución de la producción para volver a hacer subir los precios, de las ultimas noticias de BI que son casi nulas, del euribor a 2,8%, a no, al 2,7%, ups, al 2,6%... y finalmente... al 2%. (¿Si se sabía que se iba a hacer, por qué no se ha hecho antes?)

Estoy notando una desaceleración profunda de la demanda de proyecto, de retrasos, de cancelaciones, no es buena señal. Aun así guardo la fe que eso limpiará también las empresas de consultoría aunque esto, no sé si realmente es bueno para todos.

El miedo al paro esta en nuestras mentes, pocas personas se salvan de este pensamiento, salvo los 2,58 millones de empleados de la administración publica. 1 funcionario por cada 8 trabajadores, buen ratio. Y hay cola en trafico, la sanidad, hacienda, la justicia, etc.(y no hablo del inem)

Ya os avisé, prefiero desearles feliz año nuevo, que queda más alegre.

12 ene. 2009

El bocadillo


Lord John Montagu, cuarto conde de Sandwich, fue un famoso aristócrata británico que nació en Westminster en 1718 y falleció en Londres en 1792. En 1744 fue nombrado segundo Lord del Almirantazgo Británico. En 1748 fue nombrado primer Lord del Almirantazgo. Como vemos, su carrera política fue de las más notables del país, pero paralela a su carrera su vida privada solía estar llena de escándalos de faldas y de partidas de cartas. Su afición a jugar a las cartas con mucho dinero sobre la mesa se convirtió en vicio insuperable, pasaba horas y horas sin levantarse, ni siquiera comía. Su criado le ponía la comida o la cena en mesa y allí se quedaba porque el conde no se levantaba, por lo que terminaba en la basura.Al final el cocinero, bastante harto de tirar la comida, en la madrugada del 6 de agosto de 1762 y viendo que su señor llevaba casi 12 horas sin probar bocado sentado en aquella mesa de juego, decidió probar suerte de otra forma. Tomó dos trozos de pan tostado y le puso dentro un trozo de filete.

El conde que, cómo no, tenía hambre, vio en aquello la solución ideal para no tener que levantarse a comer y dejar la partida, por lo que recibió aquello con mucha satisfacción. Al ver que por fin había acertado su criado, empezó a pedirle al cocinero más trozos de pan con carne dentro para que el conde comiera en días sucesivos. Otros aristócratas se apuntaron a la moda y así ese mismo año el historiador británico E. Gibbon comentó en su diario que la moda se imponía entre los nobles, incluso en las fiestas del rey empezaron a ponerse de moda comer sandwichs, como terminaron por llamarse con el paso del tiempo.

Varios años después la costumbre de Lord Sandwich se extendió de la nobleza al resto del tejido social británico y hasta la fecha.

Fuente: http://www.mediacom.tv/