3 ago. 2008

Historia del Doctor Knock - 1923

Aunque satírica, un buen ejemplo de estrategia de performance colaborativa, fue ilustrada en pantalla en 1933 por Louis Jouvet. Quiero hablar de la película (traducida del Francés) «Knock, o el triunfo de la medicina», adaptación de la obra de Jules Romains.

El Doctor Knock, recogiendo la clientela de su predecesor dejada de la mano de dios, instaura consultas gratuitas, en las cuales los que tienen buena salud, van a descubrir que tienen enfermedades difícilmente curables, salvo si siguen un largo y oneroso tratamiento.

Esta obra recoge, antes de hora, todos los fundamentos de marketing de una sociedad de consumición naciente. Empieza por la creación de la necesidad por la inseguridad, llegando a la adaptación de la oferta por segmentación de los ingresos de los pacientes; no falta absolutamente nada, ni siquiera los indicadores de performance. En menos de 3 meses, la curva de crecimiento de las consultas del Dr Knock pasan de 5 a 50 visitas (de pago) semanales, curva que por cierto deja de seguir con atención, prefiriendo seguir la curva de los ingresos propios.


Como hablamos aquí de estrategia y de hombre, es importante señalar que el Dr Knock no hubiera llegado solo a su fin. Empieza por solicitar al institutor para hacer acciones de sensibilización a los niños, permitiendo que las familias tengan conocimiento de los microbios, virus y otras bacterias…. Luego crea una campaña de promoción de su gabinete gracias al único modo de anunciar de la época: el hombre tambor en la plaza del mercado. En paralelo, instaura con el farmacéutico una asociación de interés que, a cambio de discreción absoluta, deberá hacer despegar su cifra de negocio. Hasta el hostelero del pueblo terminará por agrandar su hotel que cada vez más se convierte en un hospital. Gracias a esta estrategia colaborativa, nuestro personaje controla los procesos anteriores a su gabinete por el lobbying y la comunicación, y controla después la red curativa (farmacia, hospital) necesaria a su modelo de venta recurrente.

Para nuestro Dr Knock, la expansión de su estrategia del «Nosotros primeros», pasa por compartir la riqueza generada. Una vez la economía del pueblo volcada a la dependencia de su sistema de salud paradoxal – «Cualquier hombre con buena salud es un enfermo ignorado» -, nuestro doctor podrá perennizar su actividad lucrativa protegido de los potenciales detractores. Un día pasando, el antiguo doctor preguntará por el Dr Knock sobre su buena conciencia, éste será defendido con uñas y dientes por todo el poblado implicado, por no decir comprometido. Esto es la estrategía «Nosotros primeros».

5 comentarios:

Enrique Gavilán dijo...

Hola, Remi,
Aunque este post data de hace un año, casualmente un amigo ayer me la envió. La obra teatral que citas es muy utilizada en las ciencias de la salud como ejemplo de un sistema sanitario basado en el consumismo y la medicalización de la vida (definida esta última como "la forma en que el ámbito de la medicina moderna se ha expandido en los años recientes y ahora abarca muchos problemas que antes no estaban considerados como entidades médicas").
Se trata, pues, de un fenómeno muy actual, pero que es tan antiguo como la medicina misma...
Knock es una obra sublime para explicar, desde el punto de vista de los que trabajamos en el ámbito de la salud, el proceso de pérdida de autonomía personal y de la dependencia progresiva de la medicina, los excesos de ésta y los límites éticos de la profesión.
Tanto es así, que hemos decidido, con la colaboración del ayuntamiento de nuestra ciudad, Plasencia, llevar al teatro la obra dentro de las actividades que se llevarán a cabo en la semana de la salud de dicha ciudad. La representación la llevará a cabo una compañía local, que nos ha pedido material para poder ir ensayando. Al ver tu post, me ha sorprendido gratamente que nombres que se llevó al cine, puesto que no lo sabíamos. Probablemente la película sea difícil de conseguir... Me pregunto si por casualidad dispones de alguna copia de la película (y en ese caso, si habría alguna posibilidad de que nos hicieras una), o en todo caso, que nos apuntaras alguna forma de conseguirla, si no es mucho pedirte...
Muchas gracias por todo.

Rémi Grossat dijo...

Buenas Tardes Enrique,

Primero agradecerte tu comentario.

Esta historia puesta con etica dentro de una empresa, recoge todos los factores de exito de un lanzamiento de producto. Es curioso no?

Enfin, contestando a tu pregunta. Esta peli se hizo unicamente en Frances. Me dejaron la cinta, pero la tuve que devolver (y ahora esta en Francia!).

Si te interesa, he encontrado en Amazon.com un dvd.
http://www.amazon.com/Knock-Louis-Jouvet-French-only/dp/B001ILHY9A/ref=sr_1_1?ie=UTF8&s=dvd&qid=1252679582&sr=8-1

Si no entiendes el Frances, quizas os pueda aportar una idea de como se hizo (1936 no habia muchos medios).

Seguiré investigando a ver si encuentro una version al menos en Ingles.

Gracias de nuevo por tu comentario,
Rémi

Rémi Grossat dijo...

mira ver aqui (necesitas Bit Torrent):
http://www.yourbittorrent.com/down/288085.torrent

Creo que esta en Ingles.

Enrique Gavilán dijo...

"Esta historia puesta con etica dentro de una empresa, recoge todos los factores de exito de un lanzamiento de producto. Es curioso no?"
Por supuesto, a veces el éxito de un sector conduce al desastre en otro. De ahí la necesidad de hacer políticas intersectoriales, cosa que no es muy común.
He encontrado, tras contactar contigo, algunos cortes de la peli en Youtube y dailymotion, así como algunos videos caseros de respentaciones teatrales de la obra. Se lo pasaremos a los de la compañía, por si les sirve de algo. De todas formas sigo buscando la peli, y a ver si me instalo el Bit Torrent.
Gracias por todo, Remi, un placer.

Enrique Gavilán dijo...

Hola, Remi,
Retomo sólo muy brevemente el tema de los distintos puntos de vista en torno a la obra de Jules Remains "Knock y el triunfo de la medicina", para recomendarte la lectura de este artículo que encontré hace unos días sobre la obra teatral en que se basa la película. Así entenderás un poco lo que trataba de decirte en el comentario de hace unas semanas.
http://www.elabe.bioetica.org/29.htm
Un abrazo,

enrique